Clinton y Trump, ¿primos hermanos?

hillary-trump-amigos
Hillary y Bill Clinton invitados a la boda de Trump y Melania en 2005

Tras la impredecible victoria de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, decenas de manifestantes siguen revelándose en la calle bajo el lema ‘Not Our President’ (‘No Nuestro Presidente’), etiqueta que surgió en Twitter tras conocerse los resultados electorales el pasado miércoles. Con ella, miles de personas están mostrando su resignación ante el nuevo mandatario, al que acusan de, como resume Alex Rivera, un joven de 25 años residente en Brooklyn, a Observer:

”No está calificado. Su política se fundamentó en expandir miedo entre los ciudadanos americanos, xenofobia, racismo, misogínia. Por todo ello creo que algo debe cambiar. Teníamos a una mujer muy apta, Hillary”.

Sin embargo, ¿es realmente Hillary Clinton y su partido la antítesis a Donald Trump en cuanto a la construcción de barreras físicas entre EE.UU y México, una de las propuestas que más ha preocupado? En Trend Seekers no nos gusta ceñirnos al blanco o negro, y por ello hoy os presentamos la política en la que más se asemejan la excandidata y uno de los hombres más indeseables del mundo.

Año 2006: 

George W. Bush diseña la Secure Fence Act, una ley con la que se autoriza al Departamento de Seguridad de Homeland la concesión de fondos para la construcción de un muro de 700 millas con ”doble capa” entre México y EE.UU. Hillary Clinton, así como Barack Obama, firman la propuesta, con la que se intentaría frenar la inmigración ilegal, así como la introducción de bienes ilegales a través de la frontera.

La ley sería aprobada por mayoría en ambas cámaras, incluída la cámara alta del Congreso (80 votos contra 19), en la que Clinton era senadora en ese momento.

Hoy, 702 millas de muro separan Estados Unidos del país latino, de acuerdo a U.S Customs and Border Protection, pero solo 36 son de ”doble capa”, debido a que una enmienda nacional del 2007 permitió al Departamento de Seguridad de Homeland decidir si era necesaria o no.

Por todo esto, nos sorprendió su desagrado ante la promesa del magnate Trump ante el deseo de construir un muro semejante -si bien aún más largo, de unas 2.000 millas-.

Año 2008:

En una de las conferencias que realizó como candidata demócrata a la presidencia en 2008, Clinton hizo la siguiente declaración:

”We need to do simultaneously secure our borders, with tecnology,  personnel , physical barriers if necessary… in some places””Necesitamos asegurar nuestras fronteras con tecnología, guardias, barreras físicas si fuese necesario… en algunos lugares”.

Año 2015:

9 de noviembre. Celebración de uno de sus meetings en New Hampshire. Esta fue su respuesta hacia qué opinaba sobre garantizar la seguridad de la frontera mexicana.

”Well look, I voted numerous times when I was a Senator to spend money to build a barrier to try to prevent illegal immigrants from coming in. And I do think you have to control your borders” / ”Bueno mira, cuando era senadora voté numerosas veces a favor de gastar dinero en construir una barrera para intentar prevenir la inmigración ilegal. Y realmente sigo pensando que debemos controlar nuestras fronteras”.

Si bien es cierto que después añadió que ”garantizar la seguridad” de sus fronteras no significaba deportar a los doce millones de inmigrantes ilegales que se encuentran ya en Norteamérica, afirmó que este tipo de inmigración no podía seguir teniendo lugar en su país. Sin embargo, Clinton no fundamentó esta teoría en que la inmigración ilegal no podía seguir teniendo lugar porque condenaba al bienestar, a la salud, a la integridad… de aquellos sin los cuales EE.UU nunca hubiese sido un país hegemónico, sino porque sin ella EE.UU tendría ”una mejor economía” debido a que ”los indocumentados trabajan por menos de lo que los norteamericanos trabajan y ello influencia al mercado de trabajo” lo que provoca que ”quite el trabajo a los norteamericanos”.


Tras esta información, ¿podemos decir que Hillary Clinton es todo lo contrario a Donald Trump? Ambos desean la construcción de unas barreras que no solo harán más difícil la migración de delincuentes potenciales-de los cuales algunos no lo son por deseo, sino por las circunstancias-, sino que además coartarán la libertad de miles de personas dispuestas a dar todo de sí mismas para intentar alcanzar una vida más feliz en el país que, paradójicamente, más guerras crea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s